© 2011 cHaLo84

299/365 – La plaza del pirulo


Hoy ha sido un luércoles un tanto raro.

La verdad que estos días festivos en mitad de la semana descuajeringan todo el ritmo. Sí que es verdad que ayer vino genial el poder dormir un poco más, pero hoy te levantas sin saber muy bien en qué día vives.

Y toca volver a la normalidad, pero ‘solo‘ hasta la semana que viene, que hay otro martes festivo. Volveremos a tener un luernes y otro luércoles…

He bajado del trabajo, que seguimos bajo mínimos pero con una jornada tranquila: con trabajo pero llevadero; Por la tarde he recogido un poco mi cuarto (y lo que me queda, que hay ahí para horas) y he ido a raparme. Desde del peluquero he salido pitando al euskera directo, que llegaba tarde (con todo el picor que eso conlleva).

A casa he llegado de noche, sin tiempo para hacer las fotos. He cenado y me he asomado al balcón, que parecía que el viento nos iba a llevar volando. Me han gustado los minicharcos que hay en las baldosas. Esperemos que el viento se comporte esta noche, que estamos en alerta amarilla.

Deja un comentario

Tu email no será nunca publicado ni compartido.
Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
*

Puedes usar los siguientes códigos HTML en el comentario:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>